Mar, viento, sol… ¿amigos o enemigos?

Ya estamos a mediados de Julio, uno de los dos meses de vacaciones por excelencia en nuestro país. Quien más o quien menos ha soñado todo el año con ese momento de llegar cerca del mar, plantar la sombrilla, extender la toalla en la arena y tumbarse al sol entre baño y baño. Y más con estos calores que venimos sufriendo desde hace semanas. Además, por oferta no será, pues nuestro país tiene casi 8.000 kilómetros de costa, muy variada en cuanto a su orografía y morfología, bañadas por dos mares (Mediterráneo y Cantábrico) y un océano (Atlántico).

Muchos actores que el resto del año no son tan protagonistas, adquieren importancia cuando dejamos la zona de confort de nuestros domicilios de interior. Vamos a repasar los riesgos que corremos si no los tenemos en cuenta.

El sol. El gran protagonista. El que regula todo el sistema climático de nuestro planeta. Y el que puede dejarnos varios días aparcados en casa por una buena quemadura o, peor, por una insolación o un golpe de calor. El sol y el calor son los responsables de muchos problemas cada año en nuestro país. Ojo por tanto. Usar cremas protectoras y evitar las exposiciones largas son acciones imprescindibles.

El mar. El gran anhelo de casi todos. La playa, la arena, las olas. Pero ojo, es un medio extraño para la mayoría de nosotros, y las precauciones deben ser extremas. Las banderas de los puestos de socorro están para algo, hay que hacerles caso. Sobre todo las mareas, la resaca. No es nada agradable ver la playa a escasos metros pero ser arrastrado mar adentro.

El viento. En zonas costeras puede hacer que te quedes sin día de playa, a pesar de tener los dos anteriores ingredientes presentes. El viento de levante, por ejemplo, en la zona del estrecho puede arruinar una semana entera de playa, pues levanta la arena y hace que poner la toalla sea literalmente imposible.

La alimentación. Las intoxicaciones alimenticias son propias de esta estación. No suelen ser graves en la mayor parte de las ocasiones, pero sí que pueden fastidiarnos unos cuantos días de nuestras vacaciones.  Mucha precaución y ante la duda sobre si un alimento está bien o mal, a la basura.

Dicho esto, os dejo con algunas de las fotos que he podido hacer estos días pasados en la zona más oriental del Algarve, en la costa sur de nuestro vecino país. Una verdadera maravilla de playas vírgenes y donde aún la fiebre especulativa no ha llegado a hacer mella. Que sea por muchos años.

DSC_0051-01 DSC_0074-01 DSC_0078-01

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete + 3 =