Archivo de la etiqueta: meteorología

Los parecidos entre meteorología y economía

¿Qué tiene que ver la meteorología y la economía? Parece que nada, a priori… Pero si nos fijamos, empezamos a encontrar similitudes, y algunas realmente curiosas e interesantes. Recupero, para este día festivo en Madrid,  una entrevista que me hizo Vicente Varó, CEO de Unience, una red social de finanzas, en la que repasamos estos puntos en común.

Vicente Varó (VV).- ¿Quién acierta -o falla- más, un meteorólogo o un analista bursátil? 

Emilio Rey (ER).- Supongo que de media fallarán de igual forma, aunque realmente no sigo de cerca los aciertos y fallos del mundo financiero. En meteorología, las predicciones a tres/cinco días vista han mejorado de forma considerable, llegando a tener fiabilidades por encima del 75-80% de acierto. Además, la aplicación de las nuevas tecnologías y el uso de internet y la interactividad en tiempo real hace que se pueda reaccionar de manera muy efectiva ante las desviaciones de los modelos meteorológicos con respecto a la temperie que se está produciendo. Esa es la clave, podemos decir que usando estas técnicas siempre acertamos, a veces a 48 horas vista y otras quizá sólo a 12.

VV.- ¿Por qué crees que realmente se parecen las predicciones sobre el tiempo y la bolsa?

ER.- Las dos tratan de avanzar el comportamiento futuro de dos mundos afectados por múltiples variables, mundos en los que el cambio en una de ellas afecta al resto. Son, en cierto modo, mundos caóticos, y para ello se intentan modelizar los comportamientos. No obstante, pienso que el mundo de la meteorología es incluso más caótico que el bursátil, existen muchas más variables a tener en cuenta y los comportamientos a corto, medio y largo plazo son muy diferentes no sólo a nivel planetario, sino incluso dentro del mismo país. Aunque, bien pensado, los mercados deben ser así también…

VV.- En el mundo del tiempo, también se utilizan series de datos pasados para intentar predecir el futuro, como en el análisis técnico. ¿Funciona?

ER.- Por supuesto, el análisis de series históricas es my importante como base de la predicción. Es una más de las variables que se emplean en muchos modelos meteorológicos. Se cuidan mucho estas series, intentando no romperlas con ausencia de datos aunque sea un solo día. Muchas decisiones que se toman a la hora de planificar actividades a medio plazo, como por ejemplo en el mundo de la construcción y la logística, se toman en función de esos datos estadísticos, y no tanto con la predicción por modelos, poco fiables a semanas vista. Si una constructora sabe que llueve más en Noviembre que en Octubre en una localización dada, a la hora de planificar su actividad lo tendrá en cuenta. Todo ello gracias a las series estadísticas que ofrecen los datos históricos.

Barómetro en la Bolsa de Madrid.

Barómetro en la Bolsa de Madrid.

VV.- Es curioso como incluso en la terminología muchas veces encontramos términos similares, como “tormenta perfecta”, que fue cómo se llamó en el mercado al desplome con el que empezó la crisis. ¿Se te ocurren otras?

ER.- Por supuesto, es muy curioso y hay muchas, por no hablar de que en el propio parqué de la Bolsa de Madrid hay un barómetro. En ambos lados hay gurús que pronostican tiempos revueltos, cielos despejados o una nube negra en el horizonte. En ambos lados algunos aciertan más que otros o viven de las rentas…”Mar en calma, tempestades y datos que dejan fríos o provocan sudores” también son expresiones y usos comunes en ambos mundos. Hablamos de termómetros que miden la actividad bursátil y todo lo reflejamos en gráficas y estadísticas muy parecidas. Es increíble la cantidad de afinidades que existen. ¡Hasta existen apuestas sobre el tiempo y sobre los mercados!

VV.- A veces, la gente utiliza argumentos de lo más curioso para intentar pronosticar el mercado. Por ejemplo, en función de cómo se comporte el mercado los primeros días de enero se dice que será de bueno o malo el año. ¿En el tiempo hay algo parecido, verdad?

ER.- Por supuesto. Tradicionalmente, y a falta de informaciones más científicas, la gente se agarraba a un clavo ardiendo. En meteorología existe el Calendario Zaragozano, las Cabañuelas y las Témporas. Todos los métodos se caracterizan por la observación de unas determinadas señales en unos determinados días. En las Témporas generales, por ejemplo, se observan los 12 primeros días de agosto, para pronosticar cómo serán los 12 meses del año siguiente, asociando el 1 de agosto con Enero, el 2 con Febrero, etc. Luego existen Témporas estacionales, en diversas localizaciones. Quizás de las más famosas sean las Témporas de Otoño del Valle de Cabuérniga, tres días de Septiembre que deciden cómo serán los tres meses de invierno. En cualquier caso, y supongo que al igual que en el caso de los mercados, la fiabilidad de estos métodos es escasa, y más bien se mantienen como una curiosa y simpática tradición.

VV.- ¿Cómo nos ayuda la tecnología a “acertar” más en nuestros pronósticos?

ER.- De manera decisiva. La observación por satélite, los nuevos radares meteorológicos, los ordenadores cada vez más potentes y la comunicación en tiempo real en la red están provocando una auténtica revolución en esta ciencia. Ignoro si en los pronósticos económicos esto se está produciendo también, pero desde luego, la personalización que se puede aplicar hoy en día a los pronósticos meteorológicos hacen que una empresa pueda tener un pronóstico a medida, su propio “hombre del tiempo de cabecera”. Primero el termómetro y el barómetro de Galileo y Torricceli en el siglo XVII, luego los primeros ordenadores y satélites de 1960, y ahora internet y herramientas como twitter están provocando esta tercera revolución que impulsamos desde digitalmeteo.

VV.- Tu eres un emprendedor e imagino que tienes concentrado tu ahorro en digitalmeteo, pero… si invierteras en bolsa ¿Cómo lo harías? ¿Serías conservador o arriesgado?

ER.- Tengo que decir que no entiendo mucho de mercados, pero desde luego salir a kazar tormentas es una actividad bien arriesgada, así pues supongo que de invertir sería arriesgado igualmente… Me temo que para estos menesteres necesitaría una asesoría bursátil de calidad, al igual que nosotros en digitalmeteo ofrecemos una asesoría meteorológica para empresas. Otra similitud.

VV.- Y para terminar, ¿Qué tiempo nos espera en los mercados para los próximos meses?

ER.- Pues habrá de todo, supongo, como en nuestros cielos. Y, como en cada estación del año, la clave estará en aprovechar las oportunidades, en tomar lo mejor de cada estación, la fruta de temporada, más barata y de más calidad y la de más posibilidades de triunfo.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

La meteo y los desastres naturales

Las catástrofes o fenómenos naturales, como el reciente terremoto de Nepal o la erupción del volcán Calbuco, en Chile, o no tan naturales, como el hundimiento del arrastrero ruso `Oleg Naydenov´ y su vertido de fuel en Canarias, no son acontecimientos estrictamente meteorológicos. Sin embargo, la meteorología de la zona en cuestión sí condiciona, y mucho, las consecuencias posteriores.

Terremoto de Nepal y réplicas. Fuente: U.S. Geological Survey.

Terremoto de Nepal y réplicas. Fuente: U.S. Geological Survey.

Las zonas afectadas por erupciones volcánicas, terremotos o tsunamis suelen quedar absolutamente desprotegidas, con grandes desperfectos y, desgraciadamente, con cientos o miles de personas fallecidas y heridas. En el caso más reciente, se habla de que pueden ser más de 8 millones de personas las afectadas en la zona nepalí. El terremoto que afectó a Haití en enero de 2010 dejó 310.000 muertos, otros tantos heridos y 1,5 millones de personas sin techo. El de Japón de marzo de 2011, y su posterior tsunami, mató más de 20.000 personas.

Estas personas quedan a la intemperie, sin casas donde protegerse, en la calle, y muchas de ellas, heridas y con miedo a las réplicas. Las comunicaciones suelen estar cortadas y los víveres escasean. Es entonces cuando la temperie juega un papel decisivo. Un tiempo frío, lluvioso o tormentoso puede agravar aún más las consecuencias. Puede hacer que las tareas de rescate se demoren más de lo previsto, cuando cada hora es decisiva en esos momentos. Fuertes vientos pueden provocar que helicópteros y aviones que no puedan volar, y lluvias o nevadas intensas pueden complicar aún más las ya difíciles tareas de rescate. En el caso de los vertidos de petróleo son las mareas y los vientos dominantes los que hay que vigilar, para anticipar el movimiento de las manchas tóxicas y su posible llegada a tierra. En las erupciones volcánicas, como la de marzo de 2010 del volcán islandés de nombre impronunciable –Eyjafjallajökull– lo que hay que vigilar son los vientos en la atmósfera y el movimiento consecuente de la nube de ceniza. En aquella ocasión el tráfico aéreo de toda Europa se vio afectado, con la cancelación en total de más de 100.000 vuelos, hasta que la nube fue arrastrada y pudo recuperarse la normalidad.

Nube de ceniza del Volcán Calbuco, Chile, hace unos días. Fuente NASA.

Nube de ceniza del Volcán Calbuco, Chile, hace unos días. Fuente NASA.

Una temperie más benigna, por el contrario, facilita la llegada de la ayuda y la evacuación de los heridos. Tras esas catástrofes, siempre es muy importante mirar al cielo y contar con los mejores pronósticos meteorológicos. Desgraciadamente en el caso actual de Nepal, además de estar pendientes de nuevos terremotos -ayer mismo se volvió a producir uno de más de 7 grados- estamos a escasas semanas de que comiencen allí los monzones, vientos de procedencia sur cargados de humedad que descargan contra la orografía del Himalaya. En las primeras semanas de junio llegarán lluvias torrenciales e inundaciones que seguramente compliquen aún más la situación.

El tiempo corre, en este caso a la contra, y hay que actuar lo más rápidamente posible. Desde CLT os animamos a ayudar con vuestras donaciones a la zona e intentar que la ayuda llegue cuando antes.

Save The Children

UNICEF

Intermon OXFAM

Ayuda en acción

Además, os paso las cuentas de varios bancos y organizaciones, por si queréis realizar una transferencia:

Plan Internacional

Santander ES76 0049 1892 69 2710540130
Popular ES66 0075 0078 01 0601468707
Bankia ES67 2038 1915 11 6000140686
BBVA ES05 0182 4018 14 0208515929
La Caixa ES79 2100 2927 90 0200054649

Acción contra el hambre

Santander: ES57 0049 0001 5928 1009 0000
Bankia: ES73 2038 1052 4460 0074 1510
La Caixa: ES86 2100 2999 9302 0003 0018

Unicef

Banesto: ES51 0030 8301 77 0000304271
ING Direct: ES98 1465 0100 95 6000000000

Intermon Oxfam

BBVA: ES94 0182 6035 45 0201505849
Caja Madrid: ES93 2038 8978 14 6000234285
Catalunya Caixa: ES61 2013 0500 12 0213790468
La Caixa: ES16 2100 0765 88 0200222278
SCH: ES44 0049 1806 92 2012026800
Triodos Bank: ES21 1491 0001 25 1008596122
Bantierra: ES52 3191 0003 67 4526515822

ONG World Vision

Santander: ES16 0049 5927 96 2795042708
BBVA: ES49 0182 2487 75 0208523708
Bankia ES15 2038 1893 74 3000315792
La Caixa: ES89 2100 2811 02 0200087958

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Meteorología vs. climatología

“La etapa reina se suspendió debido a cusas climatológicas”

“Las condiciones climatológicas no están ayudando a extinguir el incendio”

Son frases que aún seguimos escuchando en algún medio de comunicación. Y son frases mal construidas. Meteorología y climatología no son los mismo, no deben ser confundidas, y en esta entrada intentaremos explicar las diferencias.

Veamos lo que dice la Real Academia Española de la Lengua:

Meteorología. f. Ciencia que trata de la atmósfera y de los meteoros.

Climatología. f. Conjunto de las condiciones propias de un determinado clima.

Día de meteorología benigna en una playa dominicana. Foto Emilio Rey.

Día de meteorología -o temperie- benigna en una playa dominicana. Foto Emilio Rey.

Es cierto que quizás se quedan algo cortas a la hora de mostrar sus diferencias. Además, según la RAE, podría pensarse que la Climatología no es una ciencia, cosa que me desconcierta bastante.

Por otro lado, me gusta mucho está afirmación sacada de la Wikipedia:

No confundir con Meteorología. La climatología es la ciencia o rama de las ciencias de la Tierra que se ocupa del estudio del clima y sus variaciones a lo largo del tiempo cronológico.

Mucho mejor, no sólo empieza avisando de la posible confusión, sino que ya habla de ciencia o rama de las ciencias y deja claro que se trata de un estudio a lo largo del tiempo cronológico. Ambas usan elementos comunes, pero una -la meteorología- se aplica a cortos periodos de tiempo. En ella se puede aplicar el concepto de predicción, es el tiempo del día a día, el que vemos en la tele, escuchamos en la radio o consultamos en twitter…, mientras que la otra -la climatología- se aplica a largos periodos de tiempo y se apoya en datos históricos, es más descriptivo y característico de un país o zona en concreto.

Aquí estoy disfrutando de un clima helado en Saariselkä, Laponia finlandesa..

Aquí estoy disfrutando de un clima helado en Saariselkä, Laponia finlandesa, hace un par de años.

Podríamos decir que la climatología de una ciudad, como por ejemplo Burgos, no cambia sustancialmente a lo largo de los años, sin embargo su meteorología sí puede ser cambiante, pudiendo llegar a los 35ºC en verano y a los 10ºC bajo cero en invierno, con periodos más secos y otros donde la lluvia es más abundante.

La meteo es corto y medio plazo, mientras que la climatología se extiende en series de datos históricos. Por eso, cuando oigamos en los medios que “el clima de hoy es muy frío“, sería más correcto usar la palabra meteorología, temperie o simplemente el tiempo.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Haboob, el monstruo de arena

Tenebrosas las imágenes que deja la tormenta en China... Foto Xinhua.

Tenebrosas las imágenes que deja la tormenta en China… Foto Xinhua.

Algunas zonas del norte de China viven estos días bajo el polvo. Literal. Varias tormentas de arena están tiñendo el aire de un tono anaranjado muy llamativo. En Beijing, la capital, el ambiente ha sido irrespirable esta semana, uniéndose al polvo en suspensión la tremenda contaminación atmosférica.

Estos fenómenos suelen llamarse Haboob (en árabe “viento fuerte“) porque son muy comunes en Arabia, y son realmente un verdadero espactáculo de la naturaleza, lo cual no les quita peligrosidad, desde luego.

Suelen producirse en ambientes secos, desérticos. Además de en Arabia, los podemos encontrar en el desierto del Sahara (en Sudán, sobre todo), en zonas del norte de los Estados Unidos, en las llanuras del centro de Australia, etc. Y ahora en China, como ya ocurrió en marzo de 2010 y abril de 2014. Lo verdaderamente curioso de estas tormentas es la diferente génesis de las mismas según la zona del planeta. En EEUU suele ser a partir de una tormenta ordinaria, de las de truenos y rayos, o de la presencia de un frente frío sobre el desierto (en Australia) o bien de un choque de masas de aire, seca y húmeda, en Africa.

Muro de polvo y arena sobre Golmud, China, en mayo de 2010. Foto Barcroft Medja © China Foto Press

Muro de arena sobre Golmud, China, en mayo de 2010. Foto Barcroft Medja © China Foto Press

En todos los casos hay una fase de la tormenta en la que se producen fuertes corrientes descendientes (downburst o desplome), que, al chocar con el suelo y encontrar polvo muy seco provoca que se levante por el aire. Esto lo podemos ver en muchas ocasiones en nuestras latitudes, a menor escala, claro. Llega una tormenta y se levanta una polvareda tremenda que nos ciega, si estamos en una zona de tierra o campo. En pleno desierto, esto se puede traducir en una pared de muchos kilómetros de largo y más de un kilómetro de alto. Un verdadero muro de polvo y tierra en suspensión que se traga todo lo que encuentra a su paso, viajando hasta a 50 Km/hora de velocidad y dejando la visibilidad prácticamente nula.

Pronosticar estos fenómenos a veces no es fácil, y menos en China, pues esta semana hemos sabido que se multará con 7.500 € al cambio a cualquier empresa o particular que emita pronósticos meteorológicos no oficiales… Un auténtico sin sentido. ¡Una empresa como digitalmeteo sería ilegal en China!

Veamos para finalizar una foto del satélite Aqua/MODIS del pasado 22 de abril, y entenderemos la extensión del fenómeno. La lengua de arena que podemos ver tiene cientos de kilómetros y se adentra en el Golfo Pérsico.

Tormenta de arena sobre el Golfo Pérsico, el pasado 22 de abril. Foto: Aqua/MODIS NASA

Tormenta de arena sobre el Golfo Pérsico, el pasado 22 de abril. Foto: Aqua/MODIS NASA

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest