Archivo de la etiqueta: ola de calor

Ola de calor histérica

Más que histórica, que lo es, muchas veces me parece estar pasando una ola de calor histérica. Yo, al menos, y dejando aparte los fríos datos, cada vez que oigo “ola de calor” me pongo on fire. Y no digo yo que no lo sea -más bien que no lo haya sido- sino que claramente estamos usando la expresión por encima de nuestras posibilidades.

Cierto es que, según la NOAA y la NASA, el mes de junio de 2015 ha sido el mes más caluroso de la histeria historia desde que se tienen registros -coletilla esta importante y que algunos medios “olvidan” seguramente en pos de un pomposo titular- y cierto es que, visto lo visto y medido lo medido, el actual julio seguramente supere en calores al mes pasado. Tampoco podemos obviar que 2015 superará a 2014 casi con total seguridad como año más cálido de la histeria historia desde que se tienen registros, pues prácticamente 5 de los 7 primeros meses han batido récord de máximas con respecto a la media.

Y todo esto no podemos negarlo, aunque siempre podemos maquillar los datos y usarlos para respaldar nuestras tesis, se la que fuere. Fijaos…

Diferencias con respecto a la media de Junio y Julio desde 1880. Una manera de verlo. Vía NOAA

Diferencias con respecto a la media de Junio y Julio desde 1880. Una manera de verlo. Fuente NOAA

Diferencias anuales con respecto a la media desde 2000. Ya no parece tanto ¿no? Fuente: NOAA

Diferencias anuales con respecto a la media desde 2000. Ya no parece tanto ¿no? Fuente: NOAA

Pero ya. Hasta ahí. Pasarse un poco más supone perder la razón. Quitarle significado a la ola. Pasar a la histeria. Entre la colección de termómetros callejeros mentirosos que nos ofrecen nuestras televisiones, he oído hace poco en los informativos de Tele5 que el resto de 2015 será igual de caluroso. Pues mira, no. Al menos no lo sabemos. Sabemos muy poco de nuestro sistema climático, aprendemos todos los años. ¿Está pasando algo con él? ¿Nos lo estamos cargando?

Mientras el Artico pierde hielo... Fuente NSIDC.

Mientras el Artico pierde hielo… Fuente NSIDC.

...el Antártico lo gana. Fuente NSIDC.

…el Antártico lo gana. Fuente NSIDC.

Desde luego es algo que tenemos que monitorizar. Los fríos datos son muy cálidos, cierto. Pero llevamos midiendo de alguna forma la temperie sólo desde 1.880, y con verdadera fiabilidad únicamente en los último 50 años… Un latido de corazón de Nuestra Casa Tierra. Una chispa de su existencia. Una mijita, como dirían en Cádiz… Y queremos sacar sesudas conclusiones sobre lo que nos pasa y sobre todo, de lo que nos va a pasar. Pues mira, no. Me niego. Achacar el 100% de las culpas al calentamiento global me parece arriesgado, y, en mi humilde opinión y sin ser experto en climatología, creo que la tarea ahora no es asustar, como siento que a veces intentan hacer, sino investigar y divulgar. Aportar recursos para medir más y mejor, para establecer mejores procedimientos, para aunar esfuerzos entre todas las instituciones, para dejarnos de luchas de poderes políticos y económicos y sacar conclusiones sobre lo que nos está pasando. Una utopía vamos.

Quizá no sea muy popular decir que no sabemos nada, o muy poco, pero probablemente sea la descripción más cercana a la realidad.

O no.

Como Platón decía en su Apología de Sócrates, admitiendo sinceramente su ignorancia (afirmación que luego dio origen al célebre Sólo sé que no sé nada…):

— Este hombre, por una parte, cree que sabe algo, mientras que no sabe nada. Por otra parte, yo, que igualmente no sé nada, tampoco creo saber algo.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Ropa muy cool para la ola de calor

 

¡Literalmente!

Efectivamente, si pensabas que lo habías visto todo, pues no. Para días como hoy, desde luego, nos vendría muy bien esta ropa que os traigo hoy. Según escribo estas líneas hay más de 40ºC en varias capitales de provincia del interior y del sur peninsular, y nada más y nada menos que 44.9ºC en el aeropuerto de CórdobaMano a mano con muchas zonas del desierto del Sahara.

Estoy seguro de que por esas zonas muchos matarían por estas cazadoras y pantalones que vende la empresa japonesa Kuchofuku. Resulta que tienen un sistema de aire acondicionado implementado en la propia prenda, que incluye dos ventiladores, uno a cada lado, alimentados por una pila de litio que dura hasta 11 horas. Realmente sus principales clientes son empresas de construcción, cadenas de producción y otras que se dedican a trabajos pesados, donde el calor es intenso.

sss

Los pantalones y cazadoras acondicionadas de la empresa  Kuchofucu te airean todo muy bien…

La idea, desde luego, es innovadora, y por lo visto la empresa funciona muy bien y tiene docenas de pedidos. ¿Por qué acondicionar toda la estancia? Enfriemos únicamente a los trabajadores y con ello conseguimos, además, ahorrar energía y costes. La cazadora no es prohibitiva en cuanto al precio, cuesta unos 120€ al cambio, y por lo visto merece la pena. Y además, indudablemente, es mas cool -nunca mejor dicho- que una chaqueta y una corbata…

Además, la empresa japonesa también ofrece otros productos con aire acondicionado incluido, como sillas, camas, almohadones, cojines… ¡A ver lo que tarda alguna empresa cordobesa o sevillana en sacar algo parecido!

ss

En días como hoy necesitaría uno de estos cojines Suzukaze acondicionados en mi casa…

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

El maldito Bloqueo Omega

Mucho calor para empezar el mes. Llevamos ya unos cuantos días soportando temperaturas extremas, y a pesar de la pequeña tregua de hoy jueves, el calor volverá con fuerza el fin de semana. Y durante la próxima, me temo… Y no sólo en España, sino en media Europa, el calor es protagonista. Londres y Paris llegaron a temperaturas extremas ayer, y en los próximos días otras ciudades del centro y este europeo sentirán las garras del calor…

Pero bueno, ya tenéis muchos informativos con información acerca de esto. Hoy la pregunta es… ¿quién o qué es el responsable de estos calores? Porque se escribe muy a la ligera que el verdadero responsable es el calentamiento global.

Con la iglesia hemos topado…

A ver, no digo yo que no, pero esas afirmaciones me parecen algo arriesgadas. Pareciera que ya está todo dicho, que no hay ni la más mínima duda de que hemos capturado al culpable de sudar la gota gorda. Bien es cierto que es inusual tanto la duración como la intensidad del episodio, y además la extensión, las zonas afectadas, van creciendo día a día. Es por eso que desde el principio se empleó -yo el primero- el término ola de calor.

Pero achacar al CG el episodio, por muchos estudios que podamos leer, es algo demasiado generalista. Y por eso os quería hablar de algo un poco más terrenal. En realidad un poco más atmosférico, pues ocurre allá arriba, a unos 10 ó 12 kilómetros de altura, el equivalente a unos 250 hectoPascales de presión atmosférica.

El Jet Stream o la corriente en chorro es un impresionante río atmosférico que desplaza enormes masas de aire. Estas masas se mueven a grandes velocidades a esa altitud y son usadas por aviones comerciales que se montan en ellas para ahorrar combustible. Pues bien, en ocasiones este chorro se curva, formando meandros, debido a su interacción con depresiones o borrascas, y la diferente velocidad en algunos de sus tramos. Y, a veces, forma una configuración atmosférica que se llama bloqueo en omega.

Bloqueo en Omega de libro, sobre Europa Occidental. Fuente: Cameron Beccario, GFS

Bloqueo en Omega de libro, sobre Europa Occidental, el 1 de julio de 2015. Fuente: Cameron Beccario, GFS

Mirad la lustración para tener una idea de lo que es. Básicamente se llama así porque en el mapa la forma del Jet recuerda a la letra griega Omega Ω. ¿La veis? Supone un bloqueo que, en esta ocasión, empuja el aire caliente de latitudes africanas, saharianas, al norte.

Ese es el verdadero responsable del calor de estos días: el horno sahariano empujado hacia nosotros por el ventilador planetario

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Frigorías contra el calor que viene

Efectivamente, acaba de comenzar el verano y ya tenemos en capilla la primera ola de calor. Y digo bien, pues a falta de comprobar los datos dentro de unos días, cuando la atmósfera nos de un respiro, sí que podemos pronosticar que la mayoría de las condiciones que definen, a nuestro juicio, una ola de calor, se van a dar.

Desde mañana jueves, y hasta el martes que viene, como mínimo, las temperaturas van a ir subiendo paulatinamente, tanto máximas como mínimas, para alcanzar sobre el domingo-lunes unos estratosféricos 43ºC de máxima en zonas del sur, sobre todo en los valles andaluces. Y ojo, que esto no será lo peor, seguramente, porque las noches será verdaderamente abrasadoras, con mínimas que no bajarán en muchos casos de 26ºC… Complicado dormir sin un aire acondicionado.

La zona afectada por tantos calores será, en principio, la mitad sur, con vientos cálidos incrementando la sensación bochornosa, y con levante en el estrecho. Pero a partir del domingo la zona se amplía a la cornisa cantábrica, con máximas de 37ºC en zonas del País Vasco. Así pues se cumple otra de las condiciones, la extensión, además de la duración y la intensidad antes comentadas.

En estos tres gráficos de la AEMET podemos ver la evolución de las máximas desde hoy miércoles hasta el viernes. Mirad cómo la mancha morada de temperaturas por encima de 35ºC avanza inexorablemente…:

Máximas previstas para esta tarde según AEMET

Máximas previstas para esta tarde según AEMET.

Máximas previstas para mañana jueves, según AEMET.

Máximas previstas para mañana jueves, según AEMET.

Máximas previstas para el viernes, según AEMET.

Máximas previstas para el viernes, según AEMET.

Aún así, calma, no es nada que no haya pasado antes en nuestro país, y que no vaya a pasar, pero sí es cierto que debemos recordar las precauciones: evitar las horas centrales del día y los ejercicios al sol, hidratarse convenientemente, bajar persianas de casa para evitar que se cuele el calor, y sobre todo, usar de forma responsable el aire acondicionado.

Elegir una aire acondicionado es fácil… si sabes cómo. Nuestro patrocinador Mitsubishi Heavy Industries te lo facilita. Sólo entra en http://www.eligetuaireacondicionado.es y ahí tienes todo lo necesario. Tienen incluso una calculadora de frigorías, sólo tienes que poner tus datos y ellos te indican el A/A óptimo para tu casa.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Calor de mayo… ¿como una ola?

Efectivamente, esta semana que empieza tendrá como protagonista el calor. Y mucho.

Todos los modelos meteorológicos lo avanzan, con unos índices de fiabilidad muy elevados. Incluso la AEMET ha emitido un aviso por temperaturas excepcionalmente altas. Desde hoy hasta el miércoles 13, las temperaturas se disparan, y ese será el día más caluroso de Mayo, casi con seguridad.

Llega el primer... ¿repunte? ¿episodio? ¿ola? de calor del año 2015...

Llega el primer… ¿repunte? ¿episodio? ¿ola? de calor del año 2015…

Todo esto nos hace retomar el debate anual ante los episodios de calor, aunque este año quizá un poco antes de lo habitual, pues el primer repunte cálido digno de mención suele ocurrir en Junio.

¿Estamos ante una ola de calor?

Bien, ya en otras ocasiones lo hemos comentado. No hay un criterio oficial ni una definición clara sobre lo que es, o no es, una ola de calor, pero sí que hay alguna aproximación bastante sensata. Entre las más adoptadas la que ofrece el climatólogo César Rodriguez Ballesteros y que el meteorólogo de la AEMET Angel Rivera nos ofrece en su más que recomendable blog “En el tiempo”.

“Es un episodio de, al menos tres días consecutivos en que, como mínimo, el diez por ciento de las estaciones consideradas registran máximas por encima del percentil del 95 por ciento de su serie de temperaturas máximas diarias de los meses de julio y agosto del periodo 1971-2000”

Quizá algo farragoso para los no iniciados en aspectos meteorológicos, aunque, en mi modesta opinión, comparar temperaturas de mayo con temperaturas de julio y agosto no es justo para tomar una decisión si estamos ante una ola de calor.

Máximas que a día de hoy da la AEMET para el martes 14 de mayo.

Máximas que a día de hoy da la AEMET para el martes 14 de mayo.

Hace ya unos años me decidí a aportar mi granito de arena, que ahora os vuelvo a compartir. ¿Qué es para mi una ola de calor? Estos son los cuatro criterios que, a mi juicio, deberían ser cumplidos:

1) Temperaturas alcanzadas.-

En primer lugar, las temperaturas registradas, tanto en máximas como en mínimas, deberían alcanzar y rebasar claramente las medias registradas en la zona para la fecha en cuestión. Es decir, depende de la zona y de la época del año, la temperatura será o no susceptible de ser considerada como extraordinaria. No hace falta que se batan registros de máximas y/o mínimas más altas, aunque si se baten, la ola de calor pudiera ser considerada como histórica.

2) Duración temporal.-

Su duración debería ser, al menos, de 4 ó 5 días. No vale que un solo día se alcancen unas temperaturas muy altas, sino que debe permanecer en el tiempo esta situación, superándose los umbrales definidos para ello. Una señora ola de calor debe sentirse durante varias jornadas, el calor latente se propagará día tras día y hará que sus efectos sean más notorios.

3) Extensión geográfica.-

La extensión geográfica también es un dato a tener en cuenta y que hace que una ola de calor adquiera de forma implacable sus características tan peculiares. Una ola de calor no es localizada, debería afectar al menos a varias provincias, y no a una ciudad o localidad aislada. No es lógico hablar de ola de calor en Burgos.

4) Consecuencias en la población.-

Por último, si nos encontramos con una ola de calor hecha y derecha, notaremos sus efectos, sus consecuencias. Desgraciadamente serán noticia los fallecimientos de los más vulnerables, personas mayores, niños y enfermos sobre todo. Un día de calor, como el de estos días, con 36º de máxima, puede morir algún descerebrado que sale a correr a las cuatro de la tarde, debido a un golpe de calor. Pero con una ola de calor, como la de 1994la de 1995, ó sobre todo la de 2003, la última padecida en Europa y España a mi juicio, mueren cientos o miles de personas.

Así pues, ahí tenéis. ¿Os animáis con vuestra definición? Debatamos, y tras el descenso brusco que se producirá entre jueves y viernes, saquemos conclusiones.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest